En tiempos de crisis, atrevámonos a tener Esperanza.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
En tiempos de crisis, atrevámonos a tener Esperanza.

La situación es inusual. ¡Algo nunca antes visto! La prueba que estamos atravesando colectivamente y que mantiene a todo el planeta en suspenso ejerce una grave presión sobre nuestra salud física, mental, espiritual, social y financiera. Es nuestra salud espiritual la que trasciende a todas las demás. ¡Hay que cuidarnos! ¡Hay que cuidar los unos de los otros!

Seamos vigilantes. No permitamos que el miedo, la preocupación, la ansiedad, el aburrimiento, la tristeza ni el derrotismo tengan la última palabra. ¡Nunca hay que perder, en el futuro, el gusto y el deseo de volver a reunirnos y socializar! … Seamos hombres y mujeres de esperanza por nuestra gran y hermosa familia humana.

La vida es más fuerte que la muerte. La esperanza es más fuerte que la desesperación. El virus que combatimos actualmente hace relevantes estas grandes y hermosas verdades de nuestra fe. Mientras que algunos de nosotros pasamos pruebas para detectar el COVID-19, el COVID-19 pone a prueba nuestra esperanza!

DESCARGÁ NUESTRA APLICACION!

Esté conectado el tiempo todo con nuestra Iglesia

Desenvolvido por Ultra Soluções | Site e Aplicativos para Igrejas