Hoy en día, se habla mucho de la Unidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Hoy en día, se habla mucho de la Unidad.

Hoy en día, se habla mucho de la unidad de la Iglesia, y de la necesidad de trabajar juntos como evangélicos. Es cierto que Dios quiere que estemos unidos, pero es importante notar que esa unidad debe tener una base firme.
 La Iglesia es una sola (v.4a)
 El Espíritu Santo es uno solo (v.4a)
 Tenemos una sola esperanza (v.4b)
 Hay un solo Señor Jesucristo (v.5a)
 Hay una sola fe o doctrina (v.5b)
 Hay un solo bautismo (v.5c)
 Hay un solo Dios y Padre (v.6)

EL CRECIMIENTO DE LA IGLESIA (v. 12-16)
¿Cuál es el propósito del liderazgo en la Iglesia? Muchos piensan que la tarea del liderazgo en la Iglesia es hacer todo el trabajo. Pero Pablo dice algo muy diferente en v.12. La tarea de estos diversos ministerios es “perfeccionar a los santos para la obra del ministerio”.

Todo ser viviente crece y se desarrolla; así debe ser en la Iglesia. Pablo habla aquí de varias cosas que son importantes para el crecimiento de la Iglesia.

Cada Creyente Debe Trabajar
La Iglesia crecerá cuando cada creyente está jugando su rol (v.12b). Tal como ocurre en un cuerpo humano, el Cuerpo de Cristo (= la Iglesia) tiene diferentes miembros. Cada miembro tiene su función, y el cuerpo crecerá cuando cada miembro está funcionando bien. Así es en la Iglesia. Pablo habla de “la actividad propia de cada miembro” (v.16). Esto es lo que facilita el crecimiento de la Iglesia.

El Crecimiento Depende de la Unidad entre los Miembros
Pablo dice que el cuerpo está “unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente” (v.16). Cuando no hay una buena unidad entre los creyentes, la Iglesia no crecerá como debe ser.

El Crecimiento Produce Madurez Espiritual
Los niños tienen cierta forma de ser; son muy inestables, fluctuantes, etc. Es igual en la vida cristiana. Al comienzo, la gran mayoría de creyentes son un tanto inestables en su vida espiritual.
A la medida que van creciendo espiritualmente, los rasgos de la madurez espiritual deben ir manifestándose. Esto es lo que Dios quiere para toda la Iglesia (v.13-15).

¿Cuáles son las marcas de la madurez espiritual? Pablo señala varias de ellas en v.13-14:

 Un conocimiento profundo de la doctrina: “la unidad de la fe” (v.13).
 Una relación íntima con Cristo: “conocimiento del Hijo de Dios” (v.13).
 Fruto espiritual: “un varón perfecto” (v.13).

La palabra “perfecto” (v.13) significa ‘maduro’, y una de las marcas de un árbol maduro es
Que produce fruto.

 Semejanza a Cristo: “a la medida de la estatura de Cristo” (v.13).
 Estabilidad espiritual: “ya no seamos niños fluctuantes” (v.14).

1. ¿Estamos viviendo en unidad?
¿Habrá alguien en la Iglesia que tiene algo contra nosotros?
¿Valoramos a los demás miembros de la Iglesia?

2. ¿Sabemos cuál es nuestro don?
¿Lo estamos usando en la Iglesia?

3. ¿Estamos creciendo en la vida espiritual?
¿Estamos trabajando juntos para el crecimiento mutuo?

En Efe 4:1-16, Pablo habla de la vida del creyente en la Iglesia. En el resto del capitulo 4, Pablo sigue hablando de la vida publica del creyente, tanto en la sociedad como en la Iglesia.

1. LA DIFERENCIA ENTRE EL CREYENTE Y EL INCONVERSO (v.17-21)

En Efes 4:1 Pablo habla en forma positiva del comportamiento del creyente: “que andáis como es digno de la vocación…”. Ahora, en v.17, lo hace en forma negativa: “ya no andáis como los otros gentiles…”

a. La Razón por el Mal Comportamiento de los Inconversos (v.17-19)

Pablo menciona varios factores que explican el mal comportamiento de los inconversos:

 “andan en la vanidad de su mente” (v.17b)
 “teniendo el entendimiento entenebrecido” (v.18a)
 “ajenos de la vida de Dios” (v.18b)
 “por la ignorancia que en ellos hay” (v.18c)
 “por la dureza de su corazón” (v.18d)
 “perdieron toda sensibilidad” (v.19a)
 “se entregaron a la lascivia” (v.19b)
 “para cometer con avidez toda clase de impureza” (v.19c)

La cosa que Pablo resalta en toda esta lista es el factor de la IGNORANCIA del hombre. En alguna manera, Satanás ha logrado quitar de la mente del ser humano los buenos criterios en cuanto a la forma correcta de vivir. Por ende, el pecador, en su ignorancia espiritual, termina viviendo una vida de gran pecaminosidad y perdición moral.

b. La Base del Buen Comportamiento del Creyente (v.20-21)

El creyente debe vivir en forma muy diferente al inconverso por las siguientes razones:

 “habéis aprendido así a Cristo” (v.20)
 “le habéis oído” (v.21a)
 “habéis sido por Él enseñados” (v.21b)
 “conforme a la verdad que está en Jesús” (v.21c)
Lo que destaca en esta lista es la INSTRUCCIÓN de Cristo (ver Juan 8:32). Cristo enseña al creyente a vivir correctamente, y esta es la base de su buen comportamiento. Cristo nos enseña en DOS maneras fundamentales:

[1] A través de la Biblia
[2] Por medio del Espíritu Santo.

2. EL CAMBIO FUNDAMENTAL EN LA FORMA DE VIVIR (v. 22-24)
Pablo primero dice que el cambio de vida en el creyente es porque pasa de un estado de IGNORANCIA espiritual, a un estado de INSTRUCCION espiritual. Pablo ahora añade otro asunto, cambiando la metáfora.

a. El Creyente Debe DESPOJARSE del “Viejo Hombre” (v.22)

El “viejo hombre” es la naturaleza vieja (especialmente las acciones pecaminosas que esa naturaleza produce) que todo ser humano tiene por ser un descendiente de Adán. Esta vieja naturaleza es lo que nos lleva a cometer toda clase de pecado, y el creyente debe despojarse de ese “viejo hombre”.

Si las Escrituras nos mandan hacer algo, es porque es posible hacerlo. Por lo tanto, el creyente nunca puede decir que le es imposible dejar de pecar. El problema está en su voluntad: si realmente quiere o no dejar de cometer esos pecados.

En un sentido, el creyente peca porque en un momento de debilidad desea hacerlo; su vieja naturaleza le sigue impulsando a hacer lo malo. Por eso el creyente es llamado a deshacerse de ese “viejo hombre”. La forma de hacerlo es “crucificar la carne” (Rm 8:13; Gál 5:24).

b. El Creyente Debe VESTIRSE del “Nuevo Hombre” (v.23-24)

El “nuevo hombre” es la nueva naturaleza (y específicamente las acciones producidas por esa naturaleza) que Dios da al creyente en el nuevo nacimiento. El nuevo nacimiento, en sí, no garantiza una vida de perfección espiritual. Dios espera que nosotros pongamos de nuestra parte para perfeccionar los cambios que la nueva naturaleza produce automáticamente en nuestras vidas.

El creyente es llamado a poner de su parte para ir creciendo en santidad (Fil 2:12-13). Dios no lo hará todo. Él deja una buena parte para hacer nosotros. Dios quiere que aprendamos a ser guiados por el Espíritu Santo, y vivir bajo Su control, para poder ir mejorando nuestras vidas. Gálatas 5:16-25 nos habla de esto.

3. ALGUNOS DETALLES DEL COMPORTAMIENTO DEL CREYENTE (v.25-32)

Pablo ahora resalta ciertas áreas del comportamiento del hijo de Dios que él quiere que los creyentes en Éfeso tomen en cuenta. Seguramente eran áreas débiles en sus vidas; por eso Pablo las menciona.

a. Hay Ciertas Cosas que el Creyente NO Debe Hacer

Pablo detalla ciertas cosas que los creyentes en Éfeso debían evitar:

 La mentira (v.25)
 La ira (v.26, 31)
 El robo (v.28)
 Las malas palabras (v.29)

Todas estas cosas entristecen al Espíritu Santo (v.30).

b. Hay Ciertas Cosas que el Creyente SÍ Debe Hacer

Pablo menciona las siguientes cosas:

 Hablar la verdad (v.25)
 Trabajar para poder ayudar a otros (v.28)
 Hablar palabras de edificación (v.29)
 Ser bondadosos unos con otros (v.32)

¡QUÉ TREMENDO CAMBIO ESPERABA PABLO DE LOS CREYENTES!

DESCARGÁ NUESTRA APLICACION!

Esté conectado el tiempo todo con nuestra Iglesia

Desenvolvido por Ultra Soluções | Site e Aplicativos para Igrejas