Triunfando donde otros pierden

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Triunfando donde otros pierden

No pretendo compartir con este escrito un mensaje triunfalista, superficial y de facilidades. Ni lo comparto desde una postura de alguien que ha alcanzado el nivel o perspectiva de todo lo que hablo. Estoy en ello… Tomo para mí las palabras del apóstol Pablo cuando decía “prosigo a la meta”. Así que espero no dar la impresión de alguien que no tiene dificultades o no enfrenta problemas y fracasos, porque es todo lo contrario…en realidad, tengo problemas y muchas veces he fracasado!
Constantemente estamos deseando cosas y pensando, tenemos nuestros propios criterios de lo que nos gusta o no, de lo que queremos o rechazamos, de manera que uno mismo es su primer y principal consejero. ¿Qué nos aconsejamos y recomendamos a nosotros mismos? ¿Qué ideas, que argumentos y que creencias se sugiere así mismo?
Debemos entender que muchos de nuestros deseos, impulsos que sentimos, actitudes, pensamientos que tenemos y creencias, son originadas desde una influencia espiritual. Por esto el apóstol nos aconseja en efesios lo siguiente: Efesios 4:23 “y renovaos en el espíritu de vuestra mente.”
Discernir bajo que influencia espiritual estamos operando en nuestros pensamientos, creencias, deseos y comportamiento, es algo de lo que nos debemos de asegurar…La palabra de Dios nos dice que como cristianos que somos, nuestros enemigos no son de carne y sangre, sino adversarios espirituales, son principados, gobernadores de las tinieblas y huestes espirituales de maldad. Por tanto no será por medio de estrategias humanas, astucia y fuerza del alma que venceremos a estos enemigos, sino por medio de la palabra de Dios y el poder de la unción del Espíritu…Efesios 3:16 “para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu”
Dios quiere oírnos hablar y clamar a Él, pero también es cierto que le gusta vernos callar en su presencia y que estemos en silencio para que oigamos lo que nos tiene que decir…
Así que levantémonos en el nombre del Señor, y con la luz del conocimiento de quién es Dios enfrentemos nuestras adversidades y a nuestros adversarios.

“Éstos confían en carros, y aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria.”

DESCARGÁ NUESTRA APLICACION!

Esté conectado el tiempo todo con nuestra Iglesia

Desenvolvido por Ultra Soluções | Site e Aplicativos para Igrejas